Memoria histórica y tergiversación en el centro de Barcelona

Foto: Joan Alvado (2008)

Para comprender la profunda transformación urbanística y social a la cual está sometido el Barrio Chino de Barcelona, centro histórico de la ciudad (que ahora, después de la gentrificación y de los esponjamientos, hay que llamar «Raval») las miradas se concentran siempre sobre el subproletariado que vive y trafica en el barrio: «gente del hampa y del mal vivir» (1943). Sería en cambio mucho más proficuo dirigir la atención hacia otros negocios, más ocultos y de mayor escala respeto a los de la «mala vida» del Barrio Chino. La burguesía catalana ha estado intentando transformar y derribar el centro de Barcelona desde hace más de un siglo: durante la dictadura y la guerra este proyecto tuvo que esperar, pero a partir de los ochenta el antiguo sueño volvió a ver la luz. «Esas 200 familias que llevaban 150 años en el poder, eran las que habían invertido comprando bloques de pisos para ganar dinero a espuertas una vez esos barrios se derribasen y se hiciesen nuevos«. Lee el artículo inédito de Adolf CASTAÑOS, «La memoria y su tergiversación. Intereses ocultos y suplantación burguesa en el Barrio Chino de Barcelona «(2010) en PDF (también en inglés, italiano)

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán