La calidad de la vida en Nápoles: entre Pomigliano y Posillipo

Il Circolo Posillipo. Foto di Carola Pagani

“Una oasis de lujo en la capital de la mafia» tituló hace poco un periódico peruano al publicar este  fotoreportaje sobre la vida cotidiana en el círculo Posillipo en Nápoles. A pesar de lo que pueda parecer, Napoles aún no puede equipararse a una ciudad latinoaméricana, con los ricos encerrados en sus búnkeres de oro, y el pueblo matándose a pistoletazos en la calle. De un lado porque los miembros del círculo Posillipo no son tan ricos como podría parecer, pero sobretodo por que Nápoles, como las ciudades latinoaméricanas, es un sitio mucho más complejo que las narraciones univocas que leemos en la prensa, que ahora sólo ve(nd)e los omicidios, la criminalidad, el caos urbanístico y social, mientras que en los noventa sólo hablaba de monumentos rescatados, del dinamismo de la nueva clase dirigente, del retorno del turismo. Entonces también la camorra controlaba los barrios, las periferias eran sitios de segunda, y los niños empezaban a fumar crack y coca, encerrados en la invisibilidad en los cuales preferían que se quedaran: todas estas cosas, entonces, no estaban de moda.

Operai di Pomigliano. Disegno di Cyop&Kaf

De la misma manera, cuando las crónicas (locales y nacionales) hablan de los obreros napolitanos, como a menudo está pasando ahora con los cincomil trabajadores de la Fiat de Pomigliano d’Arco, que hace dos años están en cassa integrazione (E.R.E.), no hay que caer en la trampa, no hay que simplificar, contraponiendo de forma automática las dos imágenes: ricos y pobres, ocio y fatiga, privilegio y explotación. Claro, esto es lo primero que se ve: pero es mejor intentar mirar más de cerca: quiénes son, de dónde vienen, qué anhelan los últimos representantes de esta clase obrera residual, que pero, en el contexto del desempleo generalizado, siguen siendo un grupo de «privilegiados» del mundo del trabajo.
En suma, o blanco o negro. Para ciudades como Nápoles, siempre ha sido así. Pero quién ha querido, y sigue queriendo, entender algo más, no puede quedarse en la superficie. Es por esto que hacen falta experiencias como ésta, para ayudarnos a investigar sobre los matices.

  • Reportaje y artículo de Carola Pagani sobre el Circolo Posillipo;
  • Trailer del documental La fabbrica incerta de Luca Rossomando , sobre el complejo industrial de Fiat en Pomigliano D’Arco;
  • Página web de Napoli Monitor, revista mensual de crónicas, dibujos, reportajes.

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán