¿Qué hacer con el patrimonio industrial? acción y reflexión desde Can Batlló

Un puño gigante acompaña la entrada del barrio en Can Batlló

A pesar de la larga bibliografía académica sobre la importancia de la reconversión de las antiguas fábricas (Tatjer 2008), la práctica más frecuente en la Barcelona deindustrializada ha sido su derribo sistemático: a menudo acompañado por el mantenimiento de chimeneas aisladas, simbolos fálicos que más que el valor de la memoria parecen celebrar la aniquilación de la ciudad obrera. El conflicto sobre el gran recinto fabril de Can Batlló, 13 hectáreas semiabandonadas de finales del siglo XIX en el barrio de La Bordeta (Sants, Barcelona) veía enfrentadas, como siempre, por un lado la codicia de las constructoras, la complacencia del Ayuntamiento, por el otro las demandas y necesidades de los habitantes del barrio.

Cartel de la jornada de reflexión sobre el futuro de la fábrica

Pero esta vez – a diferencia que en Can Ricart (Poblenou) o en Can Fabra (Sant Andreu) – las entidades vecinales del barrio han marcado una victoria: el 11 de junio de 2011 una gran ocupación festiva de Can Batlló [video1video2video3] ha hecho aumentar la presión sobre el Consistorio y la immobiliaria Gaudir para que desbloquearan la situación. La inesperada respuesta fué la cesión de una nave al movimiento asociativo: eso permite a los habitantes del barrio autogestionarse un espacio, y entrar – a través de la acción – en el debate sobre el futuro del patrimonio industrial.

  • Marc DALMAU (2014) «Can Batlló, de la degradación planificada a la construcción comunitaria«, en Quaderns-e de l’ICA n. 19 (1), 143-159. «¿Sería tan difícil imaginar equipos de trabajo compuestos tanto por  profesionales como por usuarios que diseñasen, pensasen y ejecutasen los planes de desarrollo del medio urbano? […] ¿Quién mejor que los habitantes de una zona para poder diseñar y hasta auto-construir un entorno en concordancia con sus necesidades?«
  • Vídeo Can Batlló, una realitat, de Natxo MEDINA (Assemblea del barri de Sants, 2011) [ver en Vimeo]. «Es una oportunidad para demonstrar que realmente las cosas cambian cuando interviene la gente que las necesita. Si seguimos esperando que nuestras necesidades las estudien en encuestas, las reflecten en programas electorales, las lleven al Ayuntamiento, y desde allí cuando tengan las pelas y los planes nos las apliquen, no tendremos nunca las cosas que necesitamos.» (F. Aguiló).
El recinto de Can Batlló, en el barrio de Sants (Barcelona)

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán