La masacre de Pinheirinho

Resistencia en Pinheirinho (Sao Paulo, Brasil)

La mañana del 22 de enero 2012, 2000 efectivos de la policía militar – con elicópteros, tanques, cavallos, gases y esprays de pimienta – empezaron el desalojo del asentamiento de Pinheirinho, en Sao Paulo (Brasil). Los casi 10.000 afectados vivían allí hace 8 años, y acababan de regolarizar su situación habitativa; la operación fué promovida por una empresa cuyo máximo directivo había tenido que abandonar el país en 1990 por crimenes fiscales, y que quiere especular sobre el terreno manteniéndolo vacío. En preparación de la Copa del Mundo 2014 y de las Olimpiadas de 2016, al menos 170.000 personas en todo el país están sufriendo o sufrirán desalojos forzosos. Los habitantes de Pinheirinho resistieron duramente, y el desalojo provocó almenos 7 muertos, además que decenas de presos y heridos. A los desalojados – ahora amontonados en iglesias o gimnásios – se ofrecen viviendas populares: pero «quienes se ocupan de la construcción de viviendas populares forman parte de la misma élite sanguinaria, mentirosa y llena de prejucios que los gobernantes…»

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán