Contradicciones calabresas: la cultura como pretexto

"Inacabado Calabrés": foto de Angelo Maggio

La fiesta tradicional es un papel de tornasol: se modifica naturalmente al modificarse el grupo que participa en ella, escribe el fotógrafo calabrés Angelo Maggio después de asistir a la fiesta de la Virgen de Polsi hace algunos años. Las fiestas populares cambian, la tradición se reescribe y reinventa según las nuevas exigencias. Después de los años noventa, el fenómeno del «segundo folk revival» (estudiado por el antropólogo australiano Stephen Bennetts), ha convertido los festivales en un instrumento para atraer turistas y dinero hacia los pequeños pueblos calabreses, cad vez más despoblados: pero esta comercialización reduce la cultura popular calabresa a las «tarantelle», bastante suavizadas, eliminando todo el resto de tradiciones populares locales que se homologan a un común denominator regional-popular. Al mismo tiempo está difundiéndose una falsificación mucho más profunda y peligrosa. Una serie de obscuros personajes vinculados con los «clan» mafiosos publican artículos, libros y discos que presentan la ‘ndrangheta (la mafia calabresa) como un fenómeno «cultural», ligado al folklore y a las tradiciones populares de Calabria, mistifican y legitiman así la crueldad de los clan a los ojos de la opinión pública, incluso internacional. Entre tanto, los antropólogos locales siguen ocupados en clasificar las variantes etnomusicológicas, mostrándose generalmente poco preocupados por estas manipulaciones públicas de su objeto de estudio.

  • Stephen BENNETTS (2006) Berlusconi hasn’t arrived here yet: the Contempoary Southern Italian Folk Revival as a Response to Modernity, tesis doctoral sobre el segundo folk-revival italiano [RTF italiano]
  • Angelo MAGGIO (2012) «La parabola dei folk-festival», en Napolimonitor [link]; uno de los fundadores del festival Tarantella Power del pueblo de Caulonia explica como el Ayuntamiento – después de haber secuestrado la fiesta – haya intentado este año usar recursos para los migrantes para pagar un concierto de música árabe, con la excusa de la «primavera árabe».
  • Francesca VISCONE (2011) «Se la mala è folklore», Malitalia [link]. Esta periodista calabresa, autora de La globalizzazione delle cattive idee (Rubbettino, 2005, link) ha sufrido amenazas por parte del fotógrafo Francesco Sbano por haber denunciado que la visión «culturalista» de la ‘ndrangheta es producto de las colaboraciones de los clanes con la prensa. Son ejemplos de ello la web del disco La musica della mafia, o el libro Malacarne de Alberto Giuliani. Un caso que ha suscitado escándalo es el del periodista de Der Spiegel Andreas Ulrich, sospechado de proximidad con los clanes, que recientemente ha publicado un reportaje hasta en la prestigiosa revista italiana de izquierda Internazionale.
  • También habría que profundizar el trabajo de Arturo LAVORATO sobre los migrantes africanos que trabajan en la Calabria rural: «Gli africani salveranno Rosarno?» (2009) [video]. El título del vídeo recalca el de un libro editado por Antonello Mangano, a partir de la revuelta de 2008 en el pueblo de Rosarno. Véase tb el corto Il volo de Wim Wenders, grabado en Riace Jonica [youtube].

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán