Ciudad Meridiana… existe!

Ciutat Meridiana - foto de José Mansilla, 2013

La historia del barrio de Ciudad Meridiana es un buen resumen gráfico y expresivo de la esquizofrenia urbanística de Barcelona. Edificada en los 60 en un terreno considerado demasiado húmedo para albergar un cementerio. Sin servicios, infraestructuras ni equipamientos, aislado y poco habitable, pero con un fuerte movimiento vecinal, siempre ha sido un territorio problemático y desconocido por los barceloneses: muchos de sus habitantes comenzaron a marcharse ya en la década de los 80 con la voluntad de ascender social y espacialmente, dejando atrás una década en la que el barrio alcanzó su tope poblacional. A partir del 2001, en el marco de la burbuja económica que envolvía Cataluña y España, comenzaron a llegar los inmigrantes, con hipotecas de avales cruzados y muchas otras amenidades inventadas por los bancos para “infiltrarse en el mundo de los pobres urbanos”, como escribe el antropólogo Jaime PALOMERA que estudió este proceso. Después, ya en plena crisis, se volvió a hablar de ella como villa desahucios, y ahora de nuevo como un barrio de movimiento vecinal y okupaciones. En estos días ha habido un significativo debate: el Ayuntamiento propone la instalación allí de un innovador “ FabLab relacionado con el MIT, pero los vecinos reclaman el mismo espacio para un banco de alimentos autogestionado con qué combatir la creciente miseria de muchas familias [ver el articulo aqui].

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán