Resistir es vencer: 10 años en el Forat

El Forat de la Vergonya en Barcelona. Foto Girard Girbes, 2005.

Sabado 5 de julio, en el Forat de la Vergonya en Barcelona: Fiesta de 10 años del derribo del muro! Reproducimos el comunicado que convoca a la celebración.

«Ahora se cumplen diez años de aquella noche memorable en la que, tras muchos meses aguantando las chulerías de los jerifaltes del ayuntamiento, el acoso constante de la policía y la prepotencia de los inversores inmobiliarios, por fin les devolvimos el golpe. Cuando varios centenares de vecinos y solidarios logramos derribar el muro con el que Joan Clos había ordenado enjaular el Forat de la Vergonya, comprendimos que la revuelta no es más que el último acto de racionalidad posible frente a un orden gubernamental instalado en la depredación de lo común.

Al igual que ahora ocurre con Can Vies, los asalariados de la calumnia también se nos echaron encima entonces. Los mismos que habían mirado discretamente hacia otro lado mientras decenas de ancianos sin nombre eran expulsados de sus viviendas para ir a morir a cualquier rincón de la periferia, súbitamente descubrieron el gran complot anarco-masónico, la sulfurosa presencia del Maligno, tras la ira de un puñado de vecinos. Volvieron a levantar el muro y lo volvimos a derribar: hasta tres veces. Nos seguían por las calles, nos amenazaban sus matones y nos detenían en las puertas de nuestras casas. Incluso llegaron a propiciar un oscuro remedo de centro social en el límite mismo del Forat, la tristemente famosa Anarkopenya, instrumento y fuente de beneficios para la mafia político-policial que costó la vida a Patricia Heras y la cárcel a Alex, Juan y Rodrigo.

Resistir es vencer. Foto: Jordi Secall.

Pero no pudieron con nosotros. Lo decimos sin presunción. Son los hechos. Desde entonces el Forat nunca ha sido un espacio normalizado. De tanto en tanto caras extrañas aparecen por el barrio, elaboran informes, fiscalizan, hostigan, desaparecen. La guerra sorda que mantienen se prolonga de un año a otro, de un equipo municipal a otro, de una policía a la otra. Las campañas de difamación prosiguen, ahora les toca a los inmigrantes, mañana no sabemos a quién. Pero, mientras tanto, los niños continúan jugando en la tierra que ganaron al hormigón programado. Los mayores pueden sentarse en uno de los espacios con más bancos públicos de Barcelona, la ciudad de las plazas duras. El huerto recuerda a los transeúntes que las verduras no crecen en el Mercadona. Y hay un escenario al que cualquiera puede subir. Cosas sencillas, lógicas, transparentes que nos vemos obligados a defender, una y otra vez, de la secta de canallas megalómanos apoltronados en el ayuntamiento. Aquí se estrella la Marca Barcelona. Lo diremos en palabras de Esther, prostituta del Barrio Chino a la que encontramos hace poco en una manifestación antirrepresiva: Resistir es vencer».

Cartel para una fiesta del 17 de octubre de 2006
  • «Seis años sin vergüenza», número especial de la revista vecinal poliglota Masala de 2006 [PDF]
  • «El Forat: especulación y resistencia vecinal en Barcelona», ya mítica pelicula documental de Falconetti Peña (2004) [en archive o en youtube]
  • Carta de denuncia de Arquitectura y Compromiso Social (2006) sobre participación real y viciada en el Forat [PDF] :: Una entrada de Manuel Delgado sobre turismo político en Barcelona, respeto a una tesis sobre el Forat [enlace al blog]

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán