Políticas de un urbicidio: autoconstrucción , destrucción y resistencia en Lisboa

Lisboa es una de las pocas ciudades europeas en que siguen habiendo grandes extensiones de casas autoconstruidas: bairros de barracas, constantemente objeto de planificación destructiva por parte de las administraciones y fondos inmobiliares. El barrio de Santa Filomena surgió de la ocupación de terrenos rurales cerca de la via del tren que conecta la ciudad con Sintra, y se pobló a partir de los 70 por migrantes, muchos de Cabo Verde y muchos “retornados” portugueses de las colonias.

Un censo de 1993 contó casi 2000 personas en más de 500 casas, algunas de factura notable; si muchas fuerono construidas inicialmente en cartron o madera, la mayoría de las construcciones eran de ladrillos. Desde entonces, se calcula que la población del asentamiento haya llegado a más de 2500 personas; pero cuando en 2007 el terreno fue adquirido por un fondo inmobiliario ligado a Millenium BCP (el mayor grupo bancario privado de Portugal), sólo los habitantes censados en 1993 fueron incluidos en el Programa Especial de Realojamento, con el cual el gobierno pretendía vaciar la zona. El “desarrollo” del área, que benefició a inversores privados y que vio el mismo gobierno involucrado en la compra de terrenos, prevee la expoliación sistemática del territorio como instrumento para su posterior revalorización. A cuantos no entraron en ese censo, aunque viviesen en la zona, se les quitaron las viviendas sin ninguna compensación. Giacomo Pozzi, de la universidad Bicocca de Milán, ha observado cómo los habitantes de las llamadas “barracas” organizaron su resistencia: en un primer momento en forma estructurada, a través del colectivo (luego asociación) Habita, en defensa del derecho a la vivienda; más adelante algunos escogieron vías mas informales de protesta, en algunos casos en pequeños grupos o en forma individual, a traves de los que Giacomo llama “actos de trasgresion”.

unnamedLas instituciones nacionales y locales han conseguido, usando diferentes estrategias, desarticular las diferentes formas de lucha y oposición al programa. Así que hoy el barrio de Santa Filomena ya no existe. Pero últimamente algunos órganos internacionales han denunciado la violencia de estas formas de destrucción y desposesión, llevando otra vez la atencion sobre las prácticas de la vivienda como centrales en la producción social del bienestar y de la dignidad.

  • Giacomo Pozzi (2015) “Heidegger ai margini: antropologia e trasgressione dello spazio urbano”, Philosophy Kitchen, 2(2) [PDF] (en italiano)
  • Giacomo Pozzi (2015) Costruire demolizioni. Pratiche di rialloggiamento forzato nel barrio di Santa Filomena, Lisbona, tesi magistrale, Università di Modena e Reggio [link] (en italiano)
  • Luca Onesti (2015) “Demolizioni e sfratti alle porte della città del turismo“, Il becco. (en italiano)

Más sobre turismo y sus efectos en Lisboa:

  • Terramotourism, documental sobre Liseboa de Left Hand Rotation.
  • Dani Malet Calvo, “Lisboa, genealogía de un colapso turístico“, blog Seres Urbanos de El País.
  • Dani Malet Calvo, Jordi Nofre, Miguel Geraldes (2016), “The Erasmus Corner: place-making of a sanitised nightlife spot in the Bairro Alto” [PDF]
  • Dani Malet Calvo, Jordi Nofre, Adan Cassan, Sylwia Wodzinska (2016), “Club Carib: a geo-ethnography of seduction in a Lisbon dancing bar” [PDF]

Un post anterior sobre Lisboa en Perifèries Urbanes: Dos ciudades en la misma Lisboa, 2013

Esta entrada también está disponible en: Inglés, Italiano, Catalán